Carmen MARTÍN GAITE: Caperucita en Manhattan

caperucita1Este libro lo recomendaría, porque narra hechos reales que pasan a cualquier niño. El cuento esta narrado en primera persona y se entiende muy bien. Tampoco hay mucho lío de nombres y te lo lees rápidamente, porque una vez enganchado quieres seguir leyendo.

Claudia Kaptijn 3º C Diver.

Sara Allen es una niña que vive en Nueva York. Forma parte de una familia sencilla que vive en el barrio de Brooklyn. Su padre es fontanero y su madre, Vivien, cuida ancianos durante las mañanas en una residencia. Sara es lectora empedernida y tiene una imaginación voraz que la lleva a inventar historias protagonizadas por ella misma, a dibujar, a inventar un vocabulario nuevo… Sara tiene una fantástica abuela a la que adora, Rebecca, que en su juventud fue actriz y que es una mujer librepensadora, divertida y vitalista. Todos los sábados la madre, mujer miedosa y convencional, lleva a la niña, vestida con su bonito anorak rojo, a Manhattan a visitar a su abuela y a llevarle una suculenta tarta de fresas cuya misteriosa receta nunca ha salido de la familia. Si su madre mira al mundo exterior con recelo, Sara lo hace con interés, deseando conocerlo todo.
Cierto día los padres se ven obligados a abandonar la casa y dejar a Sara a cargo de unos vecinos por unos días. Sara se escapa y decide ir a Manhattan ella sola para llevar tarta a su abuela. En el metro conoce a Miss Lunatic, cuando estaba llorando llena de remordimientos. Miss Lunatic es una vagabunda extravagante y se hacen amigas. Ella será la introductora de Sara a través de su viaje iniciático por el “bosque” neoyorquino. Más adelante Sara conoce al triste Mister Woolf, pastelero millonario y codicioso que pretende apoderarse de la receta de la estupenda tarta de fresas y para ello pretende engañar a la niña convenciéndola para que vaya a casa de la abuela en su limusina dando un largo rodeo que le facilitará a él ir por el camino más corto y conseguir la receta. La historia, a diferencia de las historias fantásticas que terminan recuperando la realidad y que tanto disgustaban a Sara, termina dentro del mundo de los sueños: Mister Woolf acaba bailando con la abuela, de la que fue secreto admirador cuando era actriz, y Sara utiliza una misteriosa moneda que le ha dado Miss Lunatic para llegar a la estatua de la Libertad donde intuimos que podrá vivir extraordinarias aventuras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: