Luis ROJAS MARCOS: Hiperactivos. Estrategias y técnicas para ayudarlos en casa y en la escuela

hiperactivosEste libro condensa lo expuesto por los expertos más prestigiosos del mundo en materia de Hiperactividad, durante el IIº Congreso Nacional sobre TDAH celebrado en Madrid los días 25, 26 y 27 de enero de 2008. En este encuentro, se dieron cita tanto personas afectadas por hiperactividad, que narraron su experiencia con la enfermedad, como profesionales que abordaron los últimos tratamientos, modelos de educación en el aula y estrategias de motivación para ayudar a los niños hiperactivos.

Este libro será útil para personas que se encuentran en circunstancias similares a las expuestas en el Congreso, de las que podrán aprender. También podrá ser una guía práctica para los estudiosos e investigadores de la hiperactividad, quienes accederán en sus páginas a las opiniones de los expertos más destacados.

Daniel PENNAC: Mal de escuela

mal-escuela_pennacDaniel Pennac vuelve a darnos una lección magistral, repleta de lucidez y sentido del humor, en este “Mal de escuela”, un libro que versa sobre ese eterno tema de debate que es el fracaso escolar. El acierto de Pennac es enfocar la visión de esta obra directamente sobre el mal estudiante, de modo que singulariza cada individuo de esa estadística negra que mancha todo sistema de educación.
Daniel Pennac fue un mal estudiante, lo que él mismo llama “un zoquete”, y esa circunstancia le permite abordar el espinoso asunto desde una perspectiva pegada a la realidad, lejos de retóricas de despacho. Su experiencia como profesor durante veinticinco años, en muchos casos impartiendo clases a alumnos especiales, le concede también el punto de vista de quien está al otro lado, tratando de trabajar día a día con alumnos desmotivados, que se empeñan en levantar con esfuerzo una barrera entre ellos y el conocimiento.
Pennac nos dibuja así el retrato de un alumno que no pretende ser rebelde, que no es necesariamente poco trabajador, pero que no rinde en clase, simplemente porque no comprende. En algún momento se ha descarriado, separándose del resto de la clase. Incapaz de asimilar alguna noción y perdido el pie, la distancia entre el grupo y él se va haciendo cada vez mayor. Convencido de su incompetencia, el alumno se rinde.
Ante esta situación… Sigue leyendo